Recomendación de la Semana: “Contra el Demonio” y “Pet Sematary 2”.

En Cartelera: “Contra el Demonio” (2018).

La película de terror que vi esta semana en el cine fue esta producción chilena dirigida por José Miguel Zúñiga. La película trata la historia de una familia que se muda a una casa en la que suceden eventos paranormales que en un principio son inofensivos, pero es cuando la familia corre peligro que buscará la forma de darle fin a sus temores.

Sinceramente la historia no es nada del otro mundo, de echo me recuerda a un programa de televisión que veía en “Discovery Channel” (cuando empezaba a perder credibilidad) donde se entrevistaba a personas que contaban sus historias paranormales y se hacían una crestomatía con fines de entretenimiento. Después de varios capítulos te das cuenta de que todos van casi de lo mismo: se mudaron a una casa, sucedieron cosas raras a las cuales no darles importancia, una noche es el parteaguas de los fenómenos paranormales y hay una resolución (o se mudan, o hacen un exorcismo o llaman a un grupo de casa fantasmas). Esta película cumple con la misma fórmula intentando dar un “giro inesperado” al final del cual se veía venir a leguas para los que frecuentan el cine. No por ello es mala: es entretenida y cumple con su objetivo. Además, al acudir al cine a verla estará apoyando el “cine de género” latinoamericano.

Mi Calificación: 6/10 Panes de muerto.

En Netflix: “Pet Sematary 2” (1992).

Secuela que nadie pidió de un clásico de Stephen King y, sin embargo, me gustó más que la primera parte o el Remake. Y no es que sea mejor que su predecesora, estoy consciente, lo que me gustó es que duplicaron todo lo que hizo buena a la primera película; me imagino al grupo de trabajo diciendo “Tenemos que superar a la anterior: Vamos a meter el doble de muertes, el doble de animales, el doble de gore y el cuádruple de música Punk”. Y surgió esta mezcolanza deliciosa en la que brilla la generación noventera con su máximo esplendor.

Siendo objetivos, el libro de “Cementerio de Mascotas” es una obra profunda que analiza la muerte desde varias perspectivas, lo que nunca logró la versión original y su Remake se quedó corto. Pero siento que esta secuela si quiso profundizar en ello, ese es otro punto a favor.

Otro punto a favor es su protagonista: (“Hola soy Edward Furlong. Tal vez me recuerdas de películas como “Terminator 2: Judgment Day”, como John Connor”) al cual le queda perfecto el papel de “Soy un “Badass” porque estoy viviendo una tragedia internamente” y digo “Badass” porque es todo lo contrario a un niño chillón que sucumbe a su tragedia y tampoco se mete en problemas de a gratis sino por las circunstancias.

En fin, si son fan del cine de terror y quieren ver una película clásica sin mayores pretensiones que entretener, yo la recomiendo.

Mi Calificación (subjetiva): 10/10 Panes de Muerto.

Mi Calificación (objetiva): 7/10 Panes de Muerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *